Últimamente me escribe mucho gente en relación a un termino que cada vez esta más de modo se trata de la ansiedad de alto funcionamiento. ¿Pero qué es en realidad este tipo de ansiedad? ¿Es cierto qué los introvertidos con personalidad infj-t e intp la padecemos más? ¿Existe alguna manera de controlarla? Bueno no nos pongamos ansiosos 😉 e intentemos responder estas preguntas de una en una.

Las ansiedad de alto funcionamiento es algo que produce nuestro cerebro. El cerebro nos hace sentir que estamos en peligro y debemos estar muy alertas porque probablemente algo muy malo va a suceder. Como podéis imaginar vivir en este estado de alerta permanente no es sencillo ni recomendable. Nuestro cuerpo puede delatarnos con pequeños tics o con cambios fisiológicos como el sudor o el hecho de ruborizarnos en situaciones que cualquier otra persona valoraría como normal.

Como se puede observar si que existe alguna relación entre la introversión y la ansiedad social, pero conviene dejar claro que no son la misma cosa. Tampoco podemos afirmar que todos los introvertidos padezcan de ansiedad social. Aunque la ansiedad social comparta algunos rasgos afecta también a personas extrovertidas, de hecho es bastante común en porcentaje que los extrovertidos padezcan esta ansiedad por su sobre exposición y sus ganas naturales de agradar y ser el centro de atención. No olvidemos que una cosa es lo que vemos desde fuera y otra lo que pasa por dentro de cada persona. A veces cometemos el error de pensar que porque una persona es extrovertida no sufre este tipo de trastornos de ansiedad. Existen mucho signos para identificar este tipo de ansiedad vamos a comentar sólo los mas destacados.

  • Introvertido, introversion. personalidad jpg
  • sudadera capucha
  • bolsa introvertido
  • sudadera introvertido

Signos que identifican la Ansiedad de Alto funcionamiento:

  • Perfeccionista: eres una persona perfeccionista que siempre esta luchando para alcanzar logros a veces de una manera obsesiva. Esta bien ser obstinado y trabajador pero tenemos que controlar si la ansiedad que esto nos crea esta dentro de lo que valoraríamos como normal.
  • Siempre ocupado: es otro rasgo fundamental, estas personas no pueden estar sin hacer nada. Necesitan estar ocupadas las 24 horas del día. Este punto distancia mucho a las personas con Ansiedad de alto funcionamiento con las personas introvertidas, ya que como sabréis un introvertido puede pasarse horas contemplando las musarañas sin que eso le genere ansiedad más bien al contrario.
  • Hablar sin parar: bueno aquí ni que decir tiene que se ve claramente la diferencia con lo introvertidos. Si algo no somos nosotros es habladores, sobre todo si el tema no nos interesa.
  • Evitar ciertas situaciones: este si es un punto en común con la introversión. Ambos tipos de personas nos esforzaremos por evitar situaciones en las que no nos sintamos cómodos. Nos esforzamos por tener una vida lejos de las situaciones que pueden causarnos estrés.
  • Das vueltas a las cosas: en efecto, otro rasgo más en común entre ambas. Nosotros también damos mil vueltas no sólo a las cosas sino también a las palabras que vamos a decir.
  • Sobresaltos: las personas con ansiedad de alto funcionamiento saltan a la mínima, el hecho de estar siempre alerta les hace saltar por las cosas más insignificantes. Los introvertidos somos más reservados con nuestras reacciones y nos gusta guardarnos las cosas para nosotros.

Como has podido comprobar aunque compartamos características con las personas que sufren este tipo de ansiedad queda claro que ni es lo mismo, ni es exclusividad de las personas introvertidas, aunque sean de características  infj-t 0 intp . Aunque también hay que entender que algunas personas que no tienen claro estos síntomas se confundan al compartir algunos rasgos. Además las pequeñas risas nerviosas, el pánico antes algunas situaciones y el nudo en el estómago ante situaciones que no podemos controlar hace que podamos entender en cierta medida que la gente se confunda.

También existe cierta relación en que su cuerpo cómo el nuestro, no refleja los que esta sucediendo en nuestra mente. Basándose en la apariencia las personas que tenemos cerca podrían catalogarnos como “personas zen” mientras que en nuestra mente los pensamientos van a mil por hora. No existe una cura definitiva para esta como para ninguna otro tipo de ansiedad. Debemos trabajar con nuestra mente para rebajar esos niveles de estrés que no tienen relación con lo que esta pasando en la realidad. Como siempre gradualmente y sin exigirnos más de lo que podemos dar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *