Muchos de nosotros tenemos que pasar todo el día fuera por culpa de nuestro trabajo. Nos resulta agotador y nuestras energías acaban por los suelos, pero no podemos evitarlo el trabajo es el trabajo. Llegamos a casa y el desorden o el ruido pueden acabar con nuestra paciencia en pocos segundos. Saltamos a la mínima sin saber muy bien el porqué. Nuestra personalidad introvertida está pidiendo a gritos un descanso, pero uno de verdad.

Busca tu rincón especial en casa para desconectar y si no lo tienes crea uno. No hace falta disponer de mucho espacio ni invertir mucho dinero. No todo el mundo tiene una habitación para hobbies, un despacho… Puede ser un pequeño rincón en una habitación.

Cuando tengas localizado donde va a ser ese rincón empieza a despejarlo de cosas innecesarias. La manera más rápida de ordenar es que no esté todo lleno de pequeños objetos inservibles. Cuando más minimalista mejor. Da igual que no os guste el estilo minimalista, es sólo para un rincón. Si tienes suficiente espacio elegí una mesa y una silla cómoda donde puedas leer, escribir o desconectar mientras navegas por internet.

Elige bien los colores, esto es algo muy personal, a mí por ejemplo me resultan más relajantes los tonos pastel que otros como el rojo o el amarillo. Lo mismo ocurre con la luz, yo para desconectar prefiero no tener una ventana delante, sino una lámpara con una bombilla de baja intensidad. La introversión puede estar relacionada en ocasiones con la hipersensibilidad, por eso es importante ir probando lo que nos resulta más cómodo.

Por poneros un ejemplo cuando era adolescente y vivía en casa de mis padres, mi rincón de la introversión era un puff negro donde podía pasarme las horas muertas leyendo. Colocaba una pila de libros cerca al igual que hacía con mis discos favoritos. En cuanto me independice cree un rincón mucho más confortable. Utilice para ello una mesa de madera, decorada con un par plantas pequeñas en un lado y en el otro una pequeña lámpara antigua. Una silla de oficina y una cajonera donde guardo todo lo que puedo necesitar pero no quiero ver desperdigado encima de la mesa. Cada vez que me siento en ella mi mente sabe que está en un lugar seguro y tranquilo.

Descubriendo la introversión, en amazon por sólo 2,99 euros.

portadajpg

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *